LA BRUTAL CAMPAÑA DE MARKETING DEL GRUPO SWATCH

El éxito del Omega x Swatch Moonwatch es digno de estudio. ¿Cómo un reloj de cuarzo con unos componentes normales esta alcanzando precios de reventa por encima de los 2000 dólares?

Hoy quiero traeros un pequeño estudio de un caso de marketing digital, sobre un reloj de cuarzo con una gama de acceso económica que gracias a su campaña de marketing esta siendo todo un referente en ventas.

No es una edición limitada

En el caso de las ediciones limitadas podemos entender que suba el valor ya que contamos con algo único y numerado que no todo el mundo puede obtener. Es por eso por lo que tendrá una mayor exclusividad y de ahí que el precio de adquisición sea mayor. Pero este no es el caso.

Sin valor añadido material

Sus componentes no son para nada caros, olvidémonos de materiales costosos, ni mucho menos piedras, oro, ni mecanismos automáticos. Aquí el valor añadido esta en el marketing y la simbiosis con Omega.

No hay prácticamente stock

Desde el momento que salió a mediados de Marzo no existe stock para tanta demanda, además no hay venta online lo que está haciendo que los precios de reventa aumenten hasta cifras desorbitadas.

Aquí tenemos otros sesgo cognitivo, y es que al disponer de menos oferta el valor sube, ya que se sugiere más exclusividad al ser difícil de conseguir.

También al no haber stock suficiente para satisfacer toda la demanda hace que los precios de reventa suban, esto provoca un efecto de marketing que habla por si mismo.

 

¿Por qué tanta fama como de si el nuevo iPhone se tratase?

Es una colaboración entre dos grupos de relojes de una misma casa, por un lado, tenemos Omega que hace relojes de lujo y por otro lado tenemos a Swatch que hace relojes de gama baja tipo Casio.

Aquí podemos ver un video de la gente haciendo largas colas para conseguirlo, mucho de ellos revendedores.

 

Puedes tener un Swatch con la firma de Omega

No nos engañemos el rejo es un Swatch con materiales de Swatch y con el precio un poco más elevado de un Swatch pero sigue siendo accesible. Pero con la firma de Omega y su colaboración en el diseño tendremos una pequeña parte de Omega en nosotros y eso si puede ser la principal motivación de los compradores.

Esto es otro sesgo cognitivo que pasa con las grandes marcas, y es que las marcas reconocidas nos otorgan cierto estatus. Este es un claro ejemplo del Omega Swatch.

Un homenaje al Omega Moonwatch Speedmaster

El buque insignia de Omega por así decirlo es el Speedmaster un reloj de lujo de unos 7.000 dólares con unos materiales y unos acabados muy buenos.

Omega Speedmaster

El diseño del Omega x Swatch Moonwatch esta basado en el Speedmaster por lo que para muchos es un atractivo.

 

La presentación y el diseño

Me llama mucho la atención la presentación de esta colección de 11 relojes cada uno haciendo alusión y con unos colores que coinciden con los planetas del sistema solar, incluidos el sol y la luna.

Recordemos que Omega fue pionera en crear relojes para los astronautas, en 1962 se utiliza el primer Omega Speedmaster en una misión espacial para luego ser testeados y aprobados por la NASA.

Por eso el nombre de esta nueva colección inspirada en diferentes misiones espaciales y cada reloj con un diseño tan único y llamativo.

Es decir que tenemos un reloj sencillo, con materiales normales pero un buen acabado. Con un gran marketing detrás y con la prestigiosa marca Omega como firma.

La asociación entre marcas

Os dais cuenta como las marcas se asocian a un segmento para crecer como una simbiosis.

Por ejemplo;

Omega: Con la NASA y el Espacio

Tag Heuer: Se anuncia en la Formula 1 y todo lo relacionado con el motor

Fuera de los relojes:

Las casas de apuestas: Con el Fútbol o el deporte de moda, de esta forma los usuarios las conoces y se retroalimentan porque ver el partido de turno es más entretenido con unas apuestas.

También se puede ver muy claro con las marcas de ropa. Tenemos marcas de todo tipo, para skaters, raperos, relacionadas con la hípica, con el mundo de los negocios y en definitiva con cualquier grupo social que se pueda sentir identificado un potencial cliente.

 

¿Cómo sale Omega con esta colaboración con Swatch?

Pues bien, si muchos pensaban que colocar la firma en un reloj de gama baja podría afectar a la marca Omega negativamente, se equivocan.

Y es que desde el lanzamiento del Omega x Swatch Moonwatch están aumentando las ventas del verdadero Omega, “El Omega Speedmaster ”, así como aumentando el interés por ambas marcas.

Hasta aquí mi análisis veraniego de estos relojes desde el punto de vista de marketing. Os dejo una foto con mi Omega x Swatch Moonwatch.

admin
Sígueme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.